¿Cómo afecta el juego a mi puntaje de crédito?

¿Cómo afecta el juego a mi puntaje de crédito?

Aunque no hay una conexión directa entre su puntaje de crédito y el juego en sí, la desafortunada verdad es que su hábito por el juego puede tener un efecto adverso en su puntaje de crédito si se sale de control. Si bien actualmente puede tener suficiente dinero en su cuenta bancaria para justificar unas visitas al casino, si está usando un método de pago que depende de su puntaje de crédito, como una tarjeta de crédito, estará en riesgo de sufrir una baja en su puntaje de crédito.

Hacer una mala apuesta con su puntaje de crédito

Recuerde, tener un montón de dinero en su cuenta de ahorros no necesariamente le garantiza una alta puntuación de crédito. De hecho, la situación de su puntaje de crédito y el rango de su cuenta bancaria son dos conceptos separados. Mientras que un mal hábito por el juego es un problema en muchos otros aspectos, no sólo va a drenar sus finanzas, pero los efectos a largo plazo que tiene en su puntaje de crédito podrían a la larga empeorarse. Incluso si usted ha logrado tener el juego bajo control, podría perder muchos de los beneficios que vienen con el tener una mejor puntuación de crédito.

Cómo afecta en su vida la calificación crediticia

Una manera eficaz de mantener una puntuación de crédito favorable es asegurarse de que siempre paga sus facturas de tarjetas de crédito y préstamos, a tiempo y en su totalidad, cada mes. ¿Otra realidad lamentable? Una vez que su hábito por el juego comienza a provocar incumplimientos en sus pagos, no sólo se quedará atrapado en un ciclo de deuda rotativa, sino que su puntuación de crédito se reducirá y lo mismo su calificación crediticia. Y una vez que su calificación disminuye, puede ser un reto conseguir que vuelva a estar donde usted quiere que esté.

Después de eso, tener una calificación crediticia negativa puede obstaculizarle de dos maneras distintas. En primer lugar, le será más difícil ser aprobado para los préstamos, especialmente aquellos utilizados para financiar compras más caras, tales como arrendamiento de automóviles e hipotecas. Encima de esto, algo de lo que mucha gente no se da cuenta, es que su probabilidad de conseguir un buen trabajo también disminuirá. De hecho, no importa qué edad usted tenga, hay muchos empleadores por allí que obtendrán su historial de las tarjetas de crédito durante la verificación de antecedentes, y la utilizarán como factor en la determinación para ver cuán contratable es usted.

Adicción al juego + bajo puntaje de crédito = bancarrota

Activar numerosas cuentas de tarjetas de crédito es algo que muchos adictos a los juegos de azar harán para financiar su hábito. Esta es una manera infalible de dañar la puntuación de crédito de cualquiera, especialmente cuando están usando una tarjeta de crédito para pagar otra, y se acumulan cargos de alto interés. De hecho, usted puede ser un jugador compulsivo durante bastante tiempo antes de comenzar a dañar sus finanzas y por lo tanto su puntaje de crédito. En otras palabras, un jugador compulsivo podría ver que tiene una puntuación favorable en el momento, y utilizarlo para pedir prestado dinero que podría no ser capaz de pagar en el futuro, solo para darse cuenta meses más tarde que su puntuación se ha dañado. Entonces, cuando su crédito está arruinado y sus cuentas bancarias se han secado, puede que no tenga más remedio que declararse en bancarrota.

Gente que se envicia con el juego

El juego, como cualquier hábito oneroso, viene en rangos, desde la diversión ligera a una adicción seria que necesite del abastecimiento constante. Para algunos, el juego es sólo una descarga emocional cuando salen a pasar una noche en el casino y juegan un par de máquinas tragamonedas, tal vez una ronda de blackjack. Por otro lado, hay aún más gente que convierte el juego en una forma de vida, alimentándose de la esperanza de que algún día ganarán en grande. En realidad, hay algunos tipos diferentes de personas que conforman la mayoría de la población jugadora, incluidos los grupos de la generación más joven que juegan a través de Internet, como los jugadores de póquer en línea. En este caso, el uso de una tarjeta de crédito para pagar sus apuestas es un requisito. Luego están los verdaderos adictos a los juegos de azar, los que frecuentan los casinos, las pistas de carreras, los establecimientos de apuestas deportivas, cualquier lugar donde puedan apostar su dinero con la esperanza de ganarlo dos veces. Alguien así podría terminar pidiendo prestados miles de dólares, si no más, lo que puede llevarlos por la pendiente resbaladiza a la ruina financiera.

¿Qué es el crédito de casino?

Para todos los asistentes de casinos que gustan de un poco de entretenimiento de vez en cuando, hay una manera de jugar que tendrá un impacto menor en su calificación de crédito: crédito de casino. A diferencia de lo que significa una tarjeta de crédito o un préstamo personal, el crédito que puede obtener a través de un casino no es aprobado por ninguna otra empresa que no sea el establecimiento en sí. Usted mismo puede crear su perfil en el sitio y se le concede una cuenta de crédito, que puede utilizar para cualquier juego o máquina tragamonedas que desee. De esta manera, usted tendrá una cantidad fija para jugar y no necesitará llevar su dinero en efectivo, algo así como tener un cheque a fecha. Sólo asegúrese de preguntarle al personal del casino sobre el plazo dentro del cual puede utilizar su crédito.

Cuando su crédito de casino se agota

Es importante, sin embargo, ser muy cauteloso acerca de cómo está utilizando y pagando su crédito de casino. Si bien puede ser un método un poco menos peligroso para los juegos de azar, funciona más o menos de la misma manera que otros productos de crédito. Por ejemplo, el casino tendrá derecho a revisar su informe de crédito una vez que haya solicitado el crédito. Esto podría poner una “indagación dura” en su informe, que si son muchas dañarán su puntaje de crédito. Entonces, al igual que una tarjeta de crédito, el casino le dará un cierto período de tiempo para pagar su deuda. Si no paga a tiempo, se le cobrará por ello. El casino incluso puede requerir dinero de su cuenta bancaria igual que una agencia de cobranzas.

Apostar en línea puede ser tan nocivo como en el casino

Mientras que apostar en línea puede parecer como menos adictivo que yendo semanalmente al casino, puede llegar a ser igual una obsesión como cualquiera, del tipo que lo puede dejar con serias deudas. Si este es el caso, lo mejor es darse cuenta de que tiene esta adicción y encontrar a alguien que le ayude a lidiar con ella. Es cierto que esto no siempre es un logro fácil o realista de lograr, pero funcionará mejor para sus finanzas al menos intentarlo. De hecho, la mayoría de la gente sólo puede verse obligada a dejar de apostar una vez que ya no tienen nada con qué jugar. 

 


Suscribase a Nuestro eNews

Obtenga actualizaciones sobre noticias y ofertas de Rebound Finance.

Note:

Todas las consultas y conversaciones con Rebound Finance y sus socios son confidenciales y sin riesgos. Hable hoy con un especialista y vea cómo podemos ayudarle a alcanzar sus metas financieras más rápidamente.