¿Cómo le afecta la deuda de consumo?

¿Cómo le afecta la deuda de consumo?

Si bien la deuda en sí es una cosa relativamente simple de comprender, hay que tener en cuenta que hay varios tipos diferentes de deudas. Cuando usted está tratando de mantener una estabilidad financiera, es importante reconocer y entender exactamente cuáles son esos diferentes tipos de deuda, y cómo pueden afectarle. El conocimiento es poder cuando se trata de sus finanzas, cuanto más sepa y entienda, mejor será capaz de lidiar con cualquier problema que pueda aparecer, incluida la deuda de consumo.

¿Qué es la deuda de consumo?

La deuda de consumo surge cuando alguien compra un exceso de bienes de consumo con crédito en lugar de efectivo. Estos bienes pueden ser cualquier cosa que deprecie su valor una vez que se compra, incluyendo, pero no limitado a, los automóviles, ropa, alimentos, electrodomésticos y electrónica. Mientras que una institución o empresa podría estar en deuda porque ha tomado un préstamo con el fin de poner en marcha su negocio, la deuda de consumo se adquiere simplemente mediante la compra de artículos con dinero que no tiene. Tenga cuidado, tener demasiado de este tipo de deuda le puede causar muchos problemas financieros. Cuanto más deuda usted asume, más difícil será pagarla en cuotas regulares. Si usted no es capaz de hacer sus pagos, la deuda sólo crecerá, su crédito se verá afectado negativamente, y puede terminar por tener que buscar una ayuda de alivio de la deuda más drástica.

En el lado positivo, hay ciertas circunstancias en las que tener alguna deuda de consumo no dañará totalmente su situación financiera. Digamos que usted ha logrado encontrar un trabajo con un mejor ingreso que el que tiene ahora. Asumir una deuda de consumo para un préstamo de un automóvil nuevo, para que pueda ir y volver a ese trabajo, podría beneficiarle en el largo plazo.

¿Cuáles son las deudas garantizadas y las no garantizadas?

Recuerde, hay diferentes tipos de deudas y es importante saber la diferencia entre ellas con el fin de mantener una vida financiera saludable. Para empezar, vamos a hablar de las deudas garantizadas, frente a las deudas sin garantía.

La primera cosa a recordar es que una deuda garantizada implicará una garantía, mientras que una deuda sin garantía, no. Préstamos que usted puede obtener para una casa o un automóvil son ejemplos de deudas garantizadas. En este caso, si no realiza sus pagos, su prestamista tendrá el derecho legal de tomar esa propiedad (es decir, el automóvil o la casa) y usarla para cubrir la deuda restante.

En el otro extremo del espectro están las deudas sin garantía, donde nada de valor necesariamente se le quitará a usted si no puede hacer sus pagos. Sin embargo, sólo porque usted no tiene nada que pueda ser confiscado, no significa que usted está a salvo. De hecho, los acreedores y prestamistas pueden cobrar honorarios y multas, o incluso llevarlo a la corte por una deuda sin garantía que esté impaga. Si el prestamista tiene éxito con su demanda, es posible que se le tome su propiedad como pago. Tenga en cuenta que este es un caso extremo.

Un ejemplo de deuda no garantizada proviene de las tarjetas de crédito. Si usted ha estado fallando en pagar una suma grande, entonces las compañías de tarjetas de crédito enviarán un agente de recaudación para cobrar su deuda. En realidad, mientras que una tarjeta de crédito normalmente califica como crédito no garantizado, hay compañías de tarjetas de crédito que le venderán tarjetas “garantizadas”. Con una de estas tarjetas, usted hará un pago inicial de cualquier cantidad que desee y luego tendrá esa cantidad en crédito disponible para usar. Sin embargo, si usted no hace sus pagos regulares, cualquier depósito que usted ponga en la tarjeta se puede tomar como garantía para cubrir el monto que usted debe.

Préstamos en cuotas vesus la deuda rotativa

Estrictamente hablando, hay dos maneras en que una deuda puede ser pagada. Cuando se trata de una hipoteca o un préstamo de automóvil, tendrá préstamos en cuotas, lo que significa que usted hará una cantidad fija de pagos mensuales hasta que la deuda haya sido pagada en su totalidad. Lo bueno de las deudas de préstamos en cuotas es que usted estará consciente de la cantidad exacta que necesita pagar, todo lo que necesita hacer es hacer los pagos a tiempo.

Donde una deuda rotativa difiere de una deuda de préstamo en cuotas es que en este caso, no tendrá una cantidad fija que pagar cada mes. En su lugar, tendrá un pago mínimo, y es probable que se le cobren intereses sobre el resto de lo que debe. El saldo que usted lleva en sus tarjetas de crédito se considera la deuda rotativa. Siempre y cuando pague la cantidad mínima en sus estados de cuenta mensuales, puede continuar endeudándose. El problema con la deuda rotativa es que si usted no hace sus pagos en su totalidad, la deuda probablemente será mayor debido a los cargos por intereses.

¿De dónde proceden mis deudas?

Una de las cosas más importantes a entender es de donde proceden sus deudas, y cómo usted se endeudó en primer lugar. En otras palabras, debe saber quién es su banco, sus acreedores o prestamistas, y cuánta deuda tiene con ellos. Es cierto que hay varios métodos para pagar las deudas que tiene, pero le recomendamos que trate primero con la deuda que le cuesta más por gastos de interés. Una vez que haya hecho esto, puede avanzar y empezar a pagar sus deudas más pequeñas.

Aquí es donde vale la pena saber exactamente con qué empresas, bancos, acreedores y prestamistas usted tiene deudas, ya que estas organizaciones variarán en términos de las tasas de interés que ofrecen. Algunos definitivamente cobran más que otros.

Tipos de deudas que no pueden consolidarse

Por lo general, cualquier deuda no asegurada que pueda tener calificará para la consolidación de deudas. Un ejemplo sería la deuda de préstamos estudiantiles, que pueden ser atendidos con un tipo particular de préstamo de consolidación. Las deudas que no se pueden consolidar son cosas como los préstamos de día de pago y los avances rápidos en efectivo. Estos califican como deudas rotativas no garantizadas, y a menudo no se pueden consolidar debido a los términos de sus contratos.

Si está endeudado, usted no es el único

Según estudios recientes, la tasa media de endeudamiento de las familias ha aumentado un 11% en la última década. A partir del 2016, muchos hogares estadounidenses deben más de 90.000 dólares en deudas de tarjetas de crédito, préstamos estudiantiles, hipotecas, préstamos para automóviles y otros tipos de deudas.

La deuda es un problema real para muchos estadounidenses. Sin embargo, puede estar seguro de que si usted está endeudado, no está solo, hay muchas maneras que usted puede comenzar a pagar su deuda para que finalmente viva la vida libre de deudas que se merece.

¿Qué puedo hacer ahora?

Sí, tener una gran cantidad de deuda de consumo puede ser difícil de manejar. Se necesita tiempo, dinero y esfuerzo para asegurarse el futuro financiero libre de deudas que desea. Podemos ayudar. Tenemos una variedad de soluciones, atendidas a sus necesidades para que pueda enrielarse y trabajar para convertirse en una persona libre de deudas.


Suscribase a Nuestro eNews

Obtenga actualizaciones sobre noticias y ofertas de Rebound Finance.

Note:

Todas las consultas y conversaciones con Rebound Finance y sus socios son confidenciales y sin riesgos. Hable hoy con un especialista y vea cómo podemos ayudarle a alcanzar sus metas financieras más rápidamente.